Filosofándonos

"Si es necesario filosofar, es necesario filosofar. Si no es necesario filosofar, de todos modos es necesario filosofar, porque sólo filosonfando se puede demostrar la necesidad de prescindir de la filosofía". Agustín de Hipona.

sábado, febrero 20, 2010

VICTORIA

Estar para saber, vivir para comprender; tal es la máxima a la que hoy llego, pero una llegada de un modo muy particular: al retirarme.

Vivimos en la realidad pero pareciera que la realidad muestra su vida cuando nos alejamos de ella, cuando ella comienza a apartarse de nuestras manos, marchando lenta e inexorablemente a su lugar en el tiempo y en el destino.

El azar tarde o temprano nos sonríe, aunque a veces más no sea en una burlona actitud que nos muestra lo que hemos perdido, lo que no hemos sabido aprovechar.

Pero hoy mi victoria es diferente, no se trata de lo que obtuve o no, sino de lo que aún no obteniendo existió.

2 comentarios:

Adrianófanes dijo...

Está bueno postular victorias en situaciones que no han sucedido. Digamos que es posible advertir en esa predisposición una inclinación más metafísica que empírica, más profunda que inmediata.

No creo en el azar, aunque a veces, cada tanto, me da para pensar que por ahí lo que ocurre es lo que no está estipulado en ningún lado. Y la verdad, que está bueno; porque me hace estar muy expectante.

Saludos.

Anouna dijo...

Gracias por tu visita y tu amable comentario. Vine siguiendo la huella para filosofar (en lo que se pueda, contigo). Espero que podamos seguir el contacto. Te dejo una cálida Bienvenida, a mi blog.

Una-o siempre espera lo más benevolente de la vida, no siempre llega igual como se espera, pero nos sorprendemos gratamente, cuando el azar nos sonríe, son esos momentos que obtenemos lo que aún no nos llega, eso es tener fe.

Un abrazo, desde Santiago de Chile,

Anouna