Filosofándonos

"Si es necesario filosofar, es necesario filosofar. Si no es necesario filosofar, de todos modos es necesario filosofar, porque sólo filosonfando se puede demostrar la necesidad de prescindir de la filosofía". Agustín de Hipona.

domingo, septiembre 14, 2008

Causalidad y posibilidad

Poco pareciera soportar la conciencia, la libertad y cuanto libre albedrío este a nuestro alcance cuando nos hallamos prisioneros de la causalidad inexorable, que imperceptible se forja ya en ni siquiera un destino, ello es sólo una ilusiva interpretación fundada en infundadas esperanzas, pero creíbles y hasta a veces reales, pero, sin duda, no por ello verdaderas.

Es cierto que está en nosotros la ocasión de marcar o cambiar un rumbo, el poder causal también nos ha sido dado, pero ello no nos hace estar a salvo de la causalidad misma, de la cual tal vez seamos una fortuita consecuencia, una mera consecuencia más de su derrotero de posibilidades. Y tal vez seamos sólo eso, una posibilidad de posibilidades, junto con todos nuestros actos, con todos nuestros anhelos; quizá creamos ser una enfilada pieza de dominó dueños de sí mismos... por el simple hecho de aún no haber caído.

1 comentario:

Galán de Barrio dijo...

Ante nosotros se encuentran infinitas posibilidades, y de nosotros depende realizarlas, actualizarlas

por ahora, lo único que sé es que tengo que poner a estudiar para el viernes...