Filosofándonos

"Si es necesario filosofar, es necesario filosofar. Si no es necesario filosofar, de todos modos es necesario filosofar, porque sólo filosonfando se puede demostrar la necesidad de prescindir de la filosofía". Agustín de Hipona.

sábado, mayo 19, 2007

Acerca del consumismo

A esta altura del presente resulta casi innegable que un mundo consumista nos acosa; marcas y productos expandidos de manera mundial; un mercado para cada tipo de persona; modas; tendencias; todo con un único fin: el consumo.

Todo lo nombrado quizá no sorprenda a nadie, pero creo que lo que debería de sorprender son los cada vez más explícitos métodos de persuasión (llamados “publicidad”), que no sólo parecieran ser un inofensivo eslogan de determinada empresa o mercado, sino tal vez la más nefasta de las concepciones del individuo. Paso a ejemplificar.

Me he topado con un comercio cuyo nombre o lema es: “dime cómo vistes…”, dejando los puntos suspensivos, pero que, siguiendo el conocido refrán, no es difícil darse cuenta del resultante: “… y te diré cómo eres”.

Este “dime cómo vistes (o a qué lugares vas, o qué compras, etc.)” pareciera definir al individuo de hoy, un pobre enajenado que todo lo quiere (y debe) conseguir; sino no será “nada”.

La cantidad, principalmente de costo monetario, hoy pareciera hacer a la calidad y también a nuestro “status”.

Aquel díctum sartreano de “somos lo que hacemos (y no lo que podríamos hacer)” con facilidad lo podemos traducir como “somos lo que consumimos (y no lo que podríamos consumir)”.

3 comentarios:

Alter Ego dijo...

Tienes toda la razon, sin embargo, encuentro en la publicidad otras cosas como por ejemplo un anuncio en el que se dice mas o menos: Puedes saber como visto, puedes saber lo que como, que lugares visito, con que gente me relaciono, pero jamas sabras nada de lo que soy. Asombroso, ¿no?. Saludos

Adrianófanes dijo...

Tristísima tendencia de la época. Este mundo nos está a su vez, consumiéndonos. Somos su verdadero producto, el más exitoso para sus aspiraciones.

Asistimos a una desaturalización del individuo, a una persuasión basada en falacias que nos obligan a elegir tal o cual cosa.

Me preocupa mucho el mundo de hoy. "Dime lo que piensas...y te diré qué te vendo", podría ser otro simulacro...

Azazel dijo...

Últimamente hasta he pensado que sería necesaria una asignatura de 'Consumo Responsable' en los institutos pero luego caí en la cuenta de que la dirigirían 'Mac Donalx', 'Koca-Kola', 'Nique', 'Pley Stesion', 'Armany' y la puta que los parió a todos...

Un saludo...