Filosofándonos

"Si es necesario filosofar, es necesario filosofar. Si no es necesario filosofar, de todos modos es necesario filosofar, porque sólo filosonfando se puede demostrar la necesidad de prescindir de la filosofía". Agustín de Hipona.

viernes, abril 06, 2007

Más allá de lo pendiente (hoy es cuando)

“El hombre no es más que su proyecto”, decía Sartre; o dicho de otra manera, el hombre no es más que lo que él hace; o para decirlo siguiendo las palabras de nuestro amigo: el hombre es su proyecto y no lo proyectado.

Sin embargo no hay que meditar mucho para darse cuenta que rara vez, o por lo menos para las cosas importantes, se efectúa un proyecto sin una proyección. En este momento mi proyecto son estas palabras que escribo, pero si no tuviera una proyección, un hacia dónde encausarlas, difícilmente pueda seguir una línea coherente, que dentro de todo es lo que pretendo.

Pero por más que lo proyectado esté presente, p. ej., como en este caso, la idea de escribir algo que se titule “Más allá de lo pendiente…” y empezarlo citando a Sartre, etc., no puede decir que soy mis proyecciones.

Lo que somos, lo que nos constituye, es lo que hacemos (proyectos) y no lo que creemos, aun con amplias posibilidades, que podríamos o lograríamos hacer (proyecciones).

Las cosas pendientes, ésta última palabra pareciera decirlo todo, son pendientes. Es como estar en una fila para sacar algún tipo de entrada: el hecho de estar en la fila (pendientes), no nos asegura que lo obtendremos; podrían acabarse justo cuando lleguemos a la ventanilla. Por lo que tampoco somos nuestras cosas pendientes, por más inmediatas que parezcan.

Tampoco somos nuestros logros anteriores. P. ej., que hayamos escrito 300 post no es una garantía que lleguemos al 301.

No somos más que lo presente, que lo que hoy hagamos; por eso no lo dudemos, si queremos hacer algo, hagámoslo; ya que el recuerdo de lo que hubiese sido, no será más, y justamente, que un recuerdo.

3 comentarios:

*Sofia* dijo...

proyecto, proyectado, y proyección son cosas distintas aunque sean parecidas en su escritura. Recién leía la República y me "deleitaba" con los juegos de palabras de Platón en Griego. ^^ y ahora vos con estas!
Proyección y Proyectado no son sinónimos para mi, creo que vos lo tomás en el mismo sentido. Lo proyectado es de uno sobre uno hacia el futuro, y la proyección es sobre otro CREO. O Por lo menos como yo lo recuerdo.
Somos lo que nos hacemos en tanto negación del destino, pero no en tanto negación de la concreción de deseos.
No sé si me mareé yo o qué pasó por acá.

Un beso y nos vemos!

Filosofando al vacío dijo...

Sofía: en ningún momento fue mi intención tomar las palabras "proyección" y "proyectado" como sinónimos, de hecho quise hacer notar que pueden ser terminos completamentes distintos, aunque a primera vista parezcan similares.

Concuerdo con vos: somos lo que hacemos en tanto negación del destino, pero (y agrego) dicha negación no implica supresión de éste, es más, es determinado en ese acto que llamamos hacer, en el lo que sin duda se encuentran los deseos y todo esas abigarradas sensaciones que parecieran guiarnos (y determinar) nuestro camino y andar.

Saludos
Alejandro

Adrianófanes dijo...

Diríamos que "lo que es, es" y "lo que no es, no es". Interesante reflexión, yo siempre me debato ante estas cuestiones, y a veces termino siendo una mera proyección, viviendo en un mundo pensado más en potencia que en acto. La vida teórica, ésa que Aristóteles define como suprema, a mí me aleja del sentido práctico de la vida...Y por ahí a veces también necesito esa faceta, el de hacer cosas...

Un abrazo, amigo. Me gusta leerte. Me dejás pensando.