Filosofándonos

"Si es necesario filosofar, es necesario filosofar. Si no es necesario filosofar, de todos modos es necesario filosofar, porque sólo filosonfando se puede demostrar la necesidad de prescindir de la filosofía". Agustín de Hipona.

sábado, abril 03, 2010

CUANDO LO ANHELADO ES LO INCIERTO

No es necesario nombrar a ciertas cosas para poder mencionarlas.

El revés de cada palabra silenciada hoy se torna más letal que el que las esgrimidamente dichas.

Y nuevamente serán las certezas las que más desconcierten, anhelándose lo incierto, en lo que, de una forma u otra, todo estaba protegido.

8 comentarios:

Adrianófanes dijo...

Hablando de que no es necesario nombrar ciertas cosas para poder mencionarlas, se me ocurrió pensar en la poesía: hay cosas que ella dice y que, por ejemplo, no dice la filosofía.

Saludos.

Galán de Barrio dijo...

dame una certeza y te dirè lo incierto...

Terapia de piso dijo...

Te diré yo lo incierto de las certezas.

Saludos, Alejandro.

José Roberto Coppola

Rosa María dijo...

El revés de cada palabra silenciada hoy se torna más letal que el que las esgrimidamente dichas.
Es cierto en ocasiones es más dolorosa la no respuesta al que espera de ella.
Bicos amigo,
Rosa maría

Adrianófanes dijo...

Me quedé pensando... ¿Lo anhelado no sería SIEMPRE lo incierto?

Mista Vilteka dijo...

Sólo vemos aquello buscamos. Aveces, en las noches sin luna, buscamos lo que no vemos.

Isthar dijo...

Será por eso que el silencio siempre ha sido un arma tan potente.

Adrianófanes dijo...

... Extraño las reflexiones y los textos que solía hallar por aquí.

Gratos saludos.