Filosofándonos

"Si es necesario filosofar, es necesario filosofar. Si no es necesario filosofar, de todos modos es necesario filosofar, porque sólo filosonfando se puede demostrar la necesidad de prescindir de la filosofía". Agustín de Hipona.

lunes, octubre 19, 2009

REMEMBRANZAS

Extensos y perpetuos instantes como estos son en los que poca importancia tienen las palabras, en los que la lejanía es sinónimo de inalcanzable, y por lo tanto inútil todo lo realizado, infructuoso todo lo a realizar.

Cuán remotos y añorados parecieran ser aquellos mínimos espacios de tiempo en los que todo era posible, en los que lo inalcanzable era sinónimo de igual seguir adelante, sin que importara la llegada, tan sólo ese ir yendo.

¿Dónde habrán quedado aquellos días que no duraban más que algunas horas y en los que las horas no duraban más que fugaces minutos?

Hoy tan cercanamente lejano todo permanece, luego tan lejamente cerca todo ha de permanecer.

5 comentarios:

Terapia de piso dijo...

Permanecer es un verbo que a veces me atormenta. Permanecer me da vértigo.

Saludos, Alejandro.

José Roberto Coppola

Adrianófanes dijo...

A mí me da la sensación de que, actualmente, todo dura tan poco, casi nada... Antes me preocupaba más, ahora trato de convivir con esa realidad.

Galán de Barrio dijo...

te volviste parmenídeo?

colega, a ver si te ponés las pilas y leés la historia completa así dejás de setirte como un extraño en el barrio...

saludos!

Galán de Barrio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Galán de Barrio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.