Filosofándonos

"Si es necesario filosofar, es necesario filosofar. Si no es necesario filosofar, de todos modos es necesario filosofar, porque sólo filosonfando se puede demostrar la necesidad de prescindir de la filosofía". Agustín de Hipona.

domingo, enero 21, 2007

Acerca de la infidelidad

Sin duda el tema de la fidelidad o infidelidad pasa por muchos planos, pero como comúnmente cuando oímos estas palabras las asociamos a una relación de pareja será en este sentido en el que me gustaría hacer algunas observaciones.

Ser fiel es como adquirir un compromiso no sólo con la otra persona sino también con uno mismo. Pero es un compromiso avalado sólo por la buena fe, no hay nada más que nos controle o que nos obligue a cumplirlo más que nosotros mismos.

Adquirir un compromiso como este no sólo significa que la otra persona ha depositado su confianza en nosotros, sino que también nosotros la hemos depositado en ella (esto en el caso que ambas partes sean sinceras, porque bien uno de los dos puede no serlo).

Pero ahora viene el tema de la a veces tan confusa cuestión de límites: ¿hasta dónde llega la fidelidad, o dicho mejor de otra manera: dónde empieza la infidelidad?, ¿uno es infiel cuando el hecho se consuma o ya lo está siendo con la urdidura previa al acto?, ¿somos infiel con la concreción o sólo con la intención?

En las últimas dos interrogaciones que formulé sin duda pueden darse ambas juntas, pero también pueden darse por separo. Tomaré la situación en que se dan por separado, ya que si se dan ambas no creo que haya mucho más para agregar.

En cierto punto no es lo mismo hablar de concreción, o acto, y de intención; uno puede hacer algo sin que por ello haya una intención por detrás (sé que es objetable, pero pido que por el momento se me conceda la afirmación), y contrariamente, uno puede tener una intención que no necesariamente culmine en la realización. Pero estas distinciones poco parecieran importar cuando se está en una situación de infidelidad.

Pero tomando concreción e intensión por separado, ¿cuál es la peor infidelidad? A primera vista se diría que la concreción. Pero si la concreción no está acompañada de intención, ¿no sería lo mismo que decir “hola” a cualquier persona? E inversamente, la intención puede no estar acompañada de la concreción y sin embargo ser aún peor que ésta.

Podríamos resumir lo dicho expresándolo de la siguiente manera: si no hay sentimiento cualquier hecho no es más que un hecho vacío. La intensión sería el sentimiento, la concreción el hecho.

Sin duda no podemos ir y decirle a nuestra pareja que todo lo sucedido no fue más que un hecho vacío y que todos los sentimientos sentidos estando inalterables.

Siguiendo este argumento podríamos decir que si estamos completamente seguros de nuestros sentimientos no hay nada, ninguna seguidilla de adulterios, que lo modificasen, y que, en conclusión, seguimos siendo fieles, por más que mantengamos alguna furtiva relación con otra u otras personas.

Pero aquí, como se ve, todo depende de la definición de fidelidad o infidelidad con la que contemos. Pero nuevamente, con dificultad, o una asombrosa y desmedida osadía, podemos ir y decirle a nuestra pareja que “por definición”, al mejor estilo socrático, no somos infieles.

8 comentarios:

diuxilao dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Azazel dijo...

Antes creía en ese compromiso...
Ahora me da risa cualquier hombre que admita que será fiel a su pareja (en intención o concrección)...

VITOCHAS dijo...

El compromiso es un anacronismo; lo de hoy es el zapping generalizado.

Excelente blog, tienes textos muy interesantes que me llaman mucho la antención debido a la afinidad que encuentro con esos temas

Anónimo dijo...

Hola Mi Vida,comparto el mismo pensamiento,creo que como en un comienzo uno empieza a tratar se hacer un compromiso consigo mismo y con la persona que esta con uno,y lo hace desde la mente y lo fisìco,tambien la infidelidad comienza desde allí primero por la mente y luego por el cuerpo,de ahi a que se logre la segunda como bien vos dijiste primero lo pensaste...Y yo considero tambien que la fidelidad de uno parte desde el primer momento que estoy considerando a esa persona como parte de mi vida!!!Por eso mi cielo te eleji, te elijo y te elejiré para el resto que me queda de vida!!!
TE AMO CON TODO MI SER
Tu Dulce y Eterno Amor

Granado dijo...

Há bem mais a se dizer sobre o tema, mas começar trabalhando os limites e "o ser" e "o não ser" vai dando identidade a aquilo que se quer trabalhar, eu faço isso constantemente na minha cabeça, mas as vezes realidade, essa nua e crua que a gente vê na rua diz muito mais, é preciso ser pragmático para filosofar sobre o dia a dia.

*Sofia* dijo...

Yo creo que si alguien me dice "Por definición no te fuí infiel" le tiro una cacerola por la cabeza!
Creo que si, depende de la definición de infidelidad o de fidelidad en todo caso... pero de todas formas creo que tiene que ver más con lo que la pareja define como tal y no con una definción de la Real Academia.

Beso ALE!

PD: Ahora ya me estoy mudando a sociales, pero voy a cursar Alemán en Puán, así que por ahí nos cruzamos! ;)

Anónimo dijo...

Desde luego creo que todos somos infieles en algún momento de nuestra vida... incluso con nosotros mismos... pero creo que lo realmente triste es el que lo hace con premeditación y alevosía... eso no tiene perdón de Dios!!

Kimberly dijo...

esta pagina la vi cuando estaba en una reunion de foreplay for women
yo considero tambien que la fidelidad de uno parte desde el primer momento que estoy considerando a esa persona como parte de mi vida!!!Por eso mi cielo te eleji, te elijo y te elejiré para el resto que me queda de vida